Un oasis en el desierto sevillano

Quien ha estado en el de Sahara, con o sin el termómetro poniéndole acento, o en el de Gobi, que de ahí debe de venir lo de agobiado, o en el impresionante universo de granito y arenisca del Wadi Rum jordano, se imagina lo que debe ser caminar por el desierto sin nada que beber en la cantimplora. Bueno, quien no ha estado en uno de esos desiertos o en otros ni quienes hayan paseado por Sevilla en agosto cuando aprieta la calor o el aire huye por las noches y cuesta la misma vida respirar.

Por eso, hay que agradecer que en el desierto callejero del estío, cuando todo el mundo se traslada a las costas o a las sierras y el comer y beber bien en Sevilla se convierte en una empresa aún más complicada de lo ya habitual, un oasis gastronómico como el del Restaurante Becerrita esté abierto a su clientela mañana y noche. No será un espejismo, una alucinación del hambriento y del sediento, un sueño del desesperado, sino una certeza: en Recaredo con Guadalupe hay, cuando más aprieta el sol o la luna espesa el aire, un lugar espléndido en el que cobijarse.

Unas experiencias inolvidables

Comer es un placer, comer en Sevilla una bendición, pero por qué conformarse sólo con una experiencia gastronómica cuando, al mismo tiempo, se pueden disfrutar de otras que convierten la mesa en el preludio de un gran día o en el epílogo de una jornada realmente inolvidable. Por qué tener que echar mano de la calculadora para adivinar lo que nos costará un grato almuerzo en familia o una hermosa cena en pareja si se puede saber al instante escogiendo un menú equilibrado y de lo más apetitoso con precio cerrado, sin sorpresas.

En el Restaurante Becerrita hay algo más que una gran cocina, hay voluntad de servicio al cliente y por eso ha creado sus Experiencias, un modelo de creatividad que conjuga divertimento y placer gastronómico al alcance de todos. Desde un espectáculo flamenco que complemente un gran almuerzo a una partida de golf que nos abra el apetito para una suculenta comida, de un recorrido por las mejores tapas de la restauración en Sevilla a una dominical paella de pescado y mariscos para toda la familia, de una jornada desde de lo más taurina desde el museo al mantel a una cena íntima de las que sacian al espíritu.

EXPERIENCIA FLAMENCO BY BECERRITA